20
noviembre
lunes

RSC

Nuestra marca y nuestra gente, al servicio de las comunidades.

Desde su misma génesis, la Cooperativa Guillermo Lehmann ha desarrollado acciones comerciales y sociales que beneficiaron, a lo largo de sus más de 6 décadas de historia, no sólo a sus asociados, sino también a ciudadanos y comunidades. Y es que la responsabilidad social es una de las principales virtudes del movimiento cooperativo, un rasgo distintivo que se enlaza directamente con un sistema de valores basado en la solidaridad.

En ese sentido, es interesante rescatar el análisis que realiza la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), al referirse a la Responsabilidad Social Cooperativa:

  • La responsabilidad social cooperativa existe en la misma esencia de las entidades cooperativas.
  • Las cooperativas pueden actuar sin la mirada juiciosa del entorno porque han nacido de las mismas comunidades o son parte de ellas y no practican una forma particular de responsabilidad social empresaria, sino que son por y en sí mismas socialmente responsables.
  • La Responsabilidad Social Cooperativa está enmarcada en los valores y principios genuinos y esenciales del cooperativismo como doctrina, sistema y movimiento.

Con el paso del tiempo, y motivado por el sostenido crecimiento institucional, "la Lehmann" decidió darle mayor entidad a todo su amplio accionar social, a través de la creación de un Comité de Responsabilidad Social Cooperativa.

Con dicho Comité, formado por productores que integran el Consejo de Administración, miembros del Grupo Juvenil, y funcionarios de distintas áreas administrativas y comerciales, la Cooperativa también busca canalizar ideas e inquietudes, así como también generar, planificar y desarrollar diversos planes de actividades internos y de extensión a la comunidad, que luego son ejecutados tanto por los integrantes del Comité como por buena parte de los más de 150 empleados permanentes que posee actualmente la entidad.